Dio el sí. La Universidad Católica aceptó sumarse al plan de gratuidad, incluso sin que exista aún una medida concreta de parte del Gobierno para entregar este beneficio. De esta manera, la casa de estudios miembro del G9, le resta presión al Ejecutivo a la hora de pensar un plan que permita dejar contentos tanto a los planteles miembros del Consejo de Rectores (Cruch) como a instituciones privadas. 

Según indicó el rector de la PUC, Ignacio Sánchez a Radio Cooperativa, “la Universidad ha decidido sí adherir a la política de gratuidad”. 

“Queremos seguir participando e influyendo desde dentro (…) La UC esta en esta política, que está orientada a los estudiantes más vulnerables”, agregó el máximo líder de esa universidad. 

Cabe mencionar que la Universidad Católica había puesto en duda su participación en la gratuidad argumentando desinformación y escaso conocimiento de las políticas que permitirían que los alumnos estudiaran gratis. 

Por otra parte, el anuncio se da a días que La Moneda tenga que entregar una propuesta definitiva, luego que el anuncio de la ley corta generara críticas en el mundo universitario, al dejar fuera de la gratuidad a tres casas de estudio del Estado. 

De hecho, a la espera del fallo del Tribunal Constitucional, el Gobierno espera dar luz verde a ese sistema que incluye una solución de "acompañamiento" a las Universidades Arturo Prat, de Los Lagos y la UTEM, que eran las que quedaban excluidas del beneficio. 

PUB/JLM