Horas de horror vivió el pasado sábado 14 de mayo una joven universitaria que fue intimidada y secuestrada por un hombre de 50 años, para luego ser violada por horas por su captor.

El sujeto de 50 años, que fue detenido por la Policía de Investigaciones (PDI) interceptó a la joven pasadas las 06:00 horas en la estación del Metro Universidad Católica, amenazándola con un arma de fuego y un cuchillo.

La joven fue obligada por el sujeto a pasear con él en el transporte público por cerca de cinco horas, oportunidad en la que la universitaria trató de pedir ayuda.

Sin embargo, el agresor la abrazaba y le daba besos, simulando que se trataba de su pareja.

Tras pasear por la ciudad, el sujeto llevó a la joven a su vivienda en la población San Gregorio, donde la violó por horas, para abandonarla posteriormente en un paradero de micros.

El hombre, que se encuentra detenido y a la espera de su formalización, tiene antecedentes por abuso sexual tras una denuncia del año 2011.

PUB/NL