El Dr. Alexis Kalergis, director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, IMII, y académico UC, indicó que este año comenzarán las pruebas en humanos de la vacuna contra el virus respiratorio sincicial. El científico, autor de este antídoto, explicó que próximamente se iniciará la búsqueda y selección de 24 voluntarios, adultos sanos, quienes serán los protagonistas de esta investigación.

“La vacuna está en condiciones de ser estudiada en humanos y eso es una etapa bastante desafiante para la ciencia en Chile, ya que además no se había aprobado una fase similar de investigación en el país. Confiamos en que todo nuestro esfuerzo de una década de trabajo en ciencia básica, podrá contribuir al abordaje de un problema importante de salud pública en el país”, señaló el investigador. 

Incremento del virus respiratorio en la población.

El Ministerio de Salud reportó que, durante las últimas semanas se ha mostrado un incremento en la infección y consultas por virus respiratorios, en comparación a lo que sucedía  durante el mismo período, en 2015. 

El Instituto de Salud Pública, ISP, también señaló que el  virus respiratorio que más está afectando a la población es el sincicial. Este virus genera aproximadamente el 80% de enfermedades respiratorias en invierno, y 9 mil casos anuales de pacientes que reportan esta infección y daños generados por el contagio. 

Este incremento de los contagios y consultas, se ve favorecido por el descenso de las temperaturas y el aumento en la contaminación. También, se han reportado alzas en la circulación de virus como la influenza y adenovirus.

Recursos para vacuna

Considerando este escenario, el Dr. Kalergis indicó que la fase de estudio que se aproxima –de seguridad- requiere una inversión de 1 millón de dólares, fondos que el IMII aún está consiguiendo. El total de los ensayos clínicos y todas sus fases posteriores, necesitan una suma del orden de los 8 millones de dólares.

El Dr. Kalergis se muestra optimista con los avances alcanzados y afirmó que de “lograr conseguir todos los fondos necesarios y obtener resultados favorables en cada una de las etapas de estudio clínico, se espera que la vacuna pueda estar disponible para la población infantil –lactante- en un plazo promedio de 4 a 5 años más”.

Considerando que la mayor vulnerabilidad de contagio por el virus, ocurre entre los 0 y 2 años, la estrategia de los científicos es poder aplicar el antídoto a las pocas horas de nacimiento del bebé. “El blanco principal serán los infantes y pensamos que con una sola dosis bastaría. Nuestra intención es llegar a reemplazar la actual vacuna de BCG, contra la tuberculosis y que la nuestra proteja tanto contra  tuberculosis como virus sincicial”.

Actualmente, 25 mil dosis de la vacuna se encuentran sintetizadas en Estados Unidos, gracias a la gestión del Laboratorio Aeras –que financia la Fundación Bill Gates-, a la espera de ser empleadas en los ensayos. Además, el antídoto ya fue patentado en Estados Unidos y China, lo que abre paso a su comercialización y uso en beneficio de millones de personas. 

El investigador también espera que la vacuna desarrollada, sea una herramienta de salud pública, que estará disponible a través del Ministerio de Salud para todos los recién nacidos del país. “Para estos fines, hemos firmado un convenio con el Ministerio de Salud, a objeto de continuar el desarrollo clínico de la vacuna orientada a un uso masivo en la población más vulnerable, a fin de que pueda llegar desde el más pobre al más rico en el territorio nacional”, finalizó.

PB/MC