La vacuna estaría lista lo antes de lo previsto. Esto, según las declaraciones del científico canadiense, Gary Kobinger, que declaró que a fines de año podría estar lista la cura para el virus, y no en un plazo de 10 años como previamente se había proyectado.

El prototipo fue creado para combatir el Ébola en la Universidad Laval de Quebec City, y funcionaría imitando las características del virus, provocando que el sistema inmunológico reacciones desarrollando los anticuerpos necesarios. Así, cuando el verdadero virus ingrese, las defensas lo contrarrestarían y el cuerpo estaría preparado para atacar la enfermedad.

Además, las pruebas en humanos comenzarían en agosto de este año. Si llegara a tener resultados positivos, sería aplicada en emergencia de salud pública al rededor de octubre o noviembre, siendo la fecha en que estaría disponible para uso general, aún un misterio.

PB/MC