El ex socio de Natalia Compagnon, Mauricio Valero, habló por primera vez del caso Caval, asegurando que la relación de amistad con la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet hoy está quebrada y que, “sin tener una bandera política”, la Mandataria “no tiene ninguna responsabilidad del actuar de su nuera”.

Valero señaló, en entrevista a La Tercera, que conoció a Compagnon por un tío de ella, Waldo Rojas, en 2010 y que en 2011 comenzaron con el negocio de Caval, en su búsqueda por integrarse a nuevos proyectos.

“Natalia estaba muy interesada en desarrollar negocios y mi plan le pareció lógico. Comenzamos a vislumbrar qué se podía desarrollar. Ella tiene habilidades comerciales muy importantes”, acotó el ex socio de la esposa de Sebastián Dávalos.

Sobre cómo comenzaron el polémico negocio con Gonzalo Vial, quien acusó haber sido engañado por la empresa de Compagnon, Valero aseguró que “en esta búsqueda de esos proyectos, Natalia me comenta del señor Gonzalo Vial, que era un potencial cliente, como varios otros potenciales que vimos”.

“Fueron varias reuniones para poder llegar a cerrar un primer acuerdo. A esas alturas nosotros ya habíamos capturado un grupo de proyectos mineros y energéticos que estábamos en condiciones de ofrecérselo a algún empresario luego de hacer todos los análisis técnicos, legales, comerciales. Se llega a un acuerdo con el señor Vial y tenemos perspectivas de hacer nuevos proyectos y formamos Caval”, detalló Valero.

Consultado por si aún mantiene una relación de amistad con la nuera de la Presidenta, Valero respondió que la consideraba una amiga, viajaban juntos, se reunían todos los fines de semana, pero que hoy “no tenemos relación (…) estamos distanciados”.

“Ella adoptó una estrategia legal independiente. A medida que avanzaba el caso y que se filtraban cosas y declaraciones de prensa me quedó muy claro de que las defensas eran separadas. Ahora, uno siempre tiende a pensar que una defensa conjunta es para ocultar algo. Y no”, enfatizó el ex socio de Compagnon.

Respecto de si Bachelet sabía del negocio de Caval, Valero dijo que “hablaba con Natalia y Sebastián, pero nunca vi una relación tan expedita con su madre o suegra, salvo la de cualquier persona. No me consta, y no tengo ninguna información que me pueda decir eso”.

“Lamento que esto le haya pegado a la Presidenta. Creo que no es justo. Mi posición personal, sin tener una bandera política, es que la Presidenta no tiene ninguna responsabilidad del actuar de su nuera. Por eso, esto cambió cuando se empezó a hablar de “la nuera de” y del “hijo de”. Y eso ha sido perjudicial para todo el mundo”, agregó.

Por otro lado, el empresario reconoció que fue él quien con el ex administrador municipal de Joaquín Lavín, Patricio Cordero, por el polémico negocio de Machalí.

“El tema Machalí surgió de una propuesta e invitación de Patricio Cordero, con quien yo ya había tenido relaciones de buscar negocios desde el punto de vista de la consultoría (…) El eventual cambio de uso de suelo, quien haya podido hacer gestiones para eso, para nosotros, y hablo por mí, era un dato absolutamente adicional”, enfatizó Valero.

Sobre la reunión con Andrónico Luksic por el millonario préstamos para la compra de terrenos, el ex socio de Compagnon manifestó que la presencia de Sebastián Dávalos le pareció “inadecuado” porque “en este caso particular de Machalí, él no tenía ninguna relación, información o aporte que pudiera entregar en la reunión”.

Sin embargo, el empresario recalcó que el millonario préstamo se habría materializado con o sin la presencia de Dávalos porque, a su juicio, “Luksic sabía que era un buen negocio, y si es que Caval no era capaz de pagar daba lo mismo, porque el predio valía mucho más de lo que estaba cubriendo el banco”.

En esa línea, acotó que todo lo que pasaba en Caval era de conocimiento de ambos socios, y dijo que “nos juntábamos todas las semanas y a fin de mes, como cualquier empresa, a hacer una revisión de caja: qué se facturó, quién no ha pagado y qué tenemos que cumplir. Nos juntábamos todos, incluido el gerente financiero, con Natalia Compagnon”.

En tanto, el empresario también señaló que no le tomó el peso a la situación hasta que se nombró a la Presidenta y que durante ese momento “viví con una ansiedad tremenda, porque yo estoy de acuerdo con que es un tema que no se supo manejar desde un primer momento y a un último momento”:

Consultado por si alguien de La Moneda se intentó contactar con él, Valero dijo que “no, porque entiendo que ya estaba toda La Moneda arriba en ese tema. Lo supongo, pero no tengo la información de eso”:

“Creo que es una estrategia de desentendimiento. No es sostenible por todo lo que le he contado. Creo que Natalia Compagnon fue mal asesorada legalmente”, reiteró el ex socio de Caval.

Finalmente, el empresario señaló que Caval ya no tiene futuro, puesto que “murió el día en que este caso se judicializó”

“ Aún hay que hacer todo el tema contable, tributario. Estamos trabajando en el proceso de declaración de renta 2016. Pero lo más lógico es que Caval no va a seguir teniendo actividades económicas. Caval no va a seguir. No hay más negocio desde el 5 de febrero de 2016”, puntualizó Valero.

PUB/CM