La comunidad religiosa de Valparaíso se encuentra en alerta a partir de una particular amenaza que, entre los daños que ya originado, es responsable de la caída de parte de la techumbre de una iglesia.

Según detalló  Soy Chile, se trata de una plaga de termitas que está causando estragos en las parroquias Don Bosco y Los Jesuitas, esta última donde se registró el desprendimiento.

Según relataron desde los recintos religiosos, la sala de velatorios y diversas habitaciones de la otra iglesia mostraría los efectos que provocan estos habitantes. Además, se registran bancas carcomidas, asientos con agujeros e incluso un piano con daños.

La acción de las terminas ha provocado, además, que muchas de estas piezas deban ser reemplazadas ante la imposibilidad de su reparación.

El párroco Jorge López señaló que "ahora cuando tiramos el líquido no pasa nada, las termitas siguen aquí. Uno ya llega a pensar que mutaron y ahora son inmunes", junto con recordar que los efectos en la madera se hicieron más evidentes desde el año 2000.

Por último, el religioso reconoció tener miedo de que "algún día caiga una tabla en la misa y tengamos un accidente acá".

PUB/VJ