Este martes se notificará en el Congreso Nacional la paralización de las obras que se efectúan en el  Senado ya que no cuentan con permiso municipal.

Esto luego de una orden de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Valparaíso debido a que no se respetó un acuerdo entre ambas cámaras de no generar nuevas edificaciones o modificaciones en el edificio mientras se está a la espera de que la Dirección de Arquitectura del MOP regularice el edificio y éste sea recepcionado por la Dirección de Obras de la Municipalidad (DOM), acorde a lo informado por Radio Bio Bío.

El director de este último organismo, Matías Váldes, indicó al medio que hace más de un año que no se registran avances en el sitio "acumulando a estas alturas una deuda cercana a los mil millones de pesos por concepto de derecho de uso de un bien nacional de uso público y que es imposible de condonar".

En ese sentido, debido a la ilegalidad de las nuevas estructuraciones, se decidió ordenar la paralización de las obras.

Cabe mencionar que los trabajos son para efectuar ampliaciones y modificaciones a raíz de la institucionalización del canal del Senado, el cual se gestionará administrativa y editorialmente por la Cámara Alta, a un costo de $600 millones.

Esto generó molestia en la Cámara de Diputados, pues se ha intervenido el sector de estacionamientos del poder legislativo.

PUB/CM