Las protestas de un grupo de, a lo menos, 100 pescadores en Caleta Portales, obligó esta jornada a interrumpir el servicio del Metro en Valparaíso, el que ya tuvo problemas en su operación esta mañana, luego de una falla eléctrica.

En el lugar aún se registra enfrentamientos entre los manifestantes y efectivos de las Fuerzas Especiales de Carabineros, que intercambian piedras y bombas lacrimógenas a larga distancia.

“Nos estamos manifestando contra el Gobierno y la autoridad, porque pareciera que no ha pasado nada. Acá lo estamos pasamos mal y el intendente no nos quiere recibir. Acá andan con ofertas maliciosas a algunas caletas, entonces nosotros salimos a defender el desarrollo pesquero en las calles”, señaló el presidente de la federación Nuevo Amanecer, Miguel Ángel Hernández, aclarando que su manifestación apunta a solucionar los problemas de las cuotas de pesca designadas por la autoridad.

El servicio del Metro Valparaíso se ha suspendido entre las estaciones Puerto y Miramar, y por ahora los pescadores se encuentran al interior de la Caleta Portales, protegiéndose del accionar de Carabineros. Eso, fundamentalmente la contaminación del aire causada por las bombas lacrimógenas, afecta al comercio local y a un establecimiento educacional de las cercanías.

PUB/CM