El director de Gendarmería, Tulio Arce, reveló este miércoles que 109 de los 788 reclusos beneficiados por la libertad condicional en la Región de Valparaíso cumplían condenas por algún delito de alta peligrosidad, eran reincidentes e ingresaron a la comisión del Poder Judicial con informe negativo desde la institución carcelaria.

Arce comentó además ante la Comisión de Constitución del Senado que además cuatro de lo beneficiados “tenían condena perpetua simple: dos por homicidio calificado, uno por violación y otro por parricidio”.

“Hay uno que cumple condena el año 2075 por robo con violación, luego por secuestro, después cometió otro robo con violación y su último delito era secuestro", declaró el director de Gendarmería en la instancia parlamentaria.

Arce detalló además la Región Metropolitana 12 de los 638 liberados eran de la Cárcel de Alta Seguridad y eran calificados por la institución como con "perfiles complejos".

PUB/NL