“Es algo muy terrible, creo que nunca antes visto en esta comuna”, contaron unas vecinas que, a eso de las 11 de la mañana de este domingo caminaban con ramos de flores por calle Víctor Plaza Mayorga, en la comuna de El Bosque, para asistir al funeral de Alison Calderón Hidalgo, de 17 años. Las mujeres estaban afligidas luego de que se enteraran de que el cuerpo de la adolescente había sido encontrado, por su propia abuela, la tarde de Viernes Santo. La muchacha estaba enterrada en el patio del Liceo Fray Luis Beltrán, justo debajo de una camioneta sin uso.  

“Estamos todos muy conmocionados. Todos estamos rezando por esta niña. No podemos creerlo. Tan jovencita y morir así”, explicó la señora Adela Fuentes, quien vive hace 40 años en Victor Plaza Mayorga, calle que está ubicada en el paradero 29 de Gran Avenida. Justo al final de la vía, en dirección a la Panamericana, se encuentra el Liceo Fray Luis Beltrán, donde fue hallada la menor asesinada. La adolescente, en tanto, vivía a sólo siete cuadras del establecimiento.

Según informó la Brigada de Homicidios de la PDI, el cuerpo de la muchacha presentaba lesiones con objeto contundente en su cabeza y moretones en todo el cuerpo. Si bien las causas de su muerte aún no han sido esclarecidas, la policía ya cuenta con un detenido, Julio Miranda de 32 años, principal sospechoso. El hombre, hijo del cuidador del colegio, habría invitado a la muchacha a fumar marihuana, tal como reveló la propia familia, gracias al hallazgo de una conversación entre ambos por el chat del Facebook y que fue la principal pista que llevó a la Fiscalía Sur a pedir una orden de arresto en contra del hombre.

Hasta la casa de Alison llegaron vecinos y curiosos. En el lugar, Trinidad Flores, abuela de la adolescente, contó la amarga experiencia y el horror de haber hallado el cuerpo de su propia nieta. “Fue terrible. Cuando supimos que podía estar ahí, no dudé en ir a revisar el colegio. Recuerdo que fui detrás, donde estaba la camioneta, me agaché y puse la mano en el suelo, que se hundió y se me llenó de moscas”, comentó aún choqueada por la experiencia.

Fue justamente esa conversación en el Facebook, la que gatilló las sospechas en la familia de la víctima sobre Julio Miranda. “No puede ser inocente, vende drogas en el colegio. Creemos que no lo hizo sólo, porque mi nieta tenía fuerza y era difícil que la pescaran tan fácil”, dijo.


Llamada clave

Alison desapareció la tarde del domingo, durante el clásico entre Colo Colo y Universidad de Chile. Su familia la buscó por todos lados pero no logró dar con su paradero. Incluso, días antes del hallazgo, la propia policía, alertada por la desaparición, rastreó el barrio y el colegio sin mayores resultados.

Eso, hasta el viernes de la semana pasada, cuando una llamada telefónica, presuntamente de la ex pareja de Julio Miranda, el principal sospechoso, alertó a la policía y, además, entregó detalles exactos de la ubicación del cuerpo. La testigo, aseguraba que Alison estaba muerta y que su cuerpo estaba enterrado en el patio del liceo Fray Luis Beltrán.

La tarde de este domingo, en Chiloé, la Brigada de Homicidios de la PDI logró dar con el paradero de la autora de la llamada, quien será interrogada a fin de esclarecer los hechos.


“Yo no la maté”

Durante la mañana se realizó el control de detención de Julio Miranda, quien fue capturado la tarde del sábado por personal de la Quinta Comisaría de Carabineros justo a la llegada del peaje en Puerto Montt, gracias a una llamada al 133. El hombre, que venía haciendo dedo desde la ciudad de Puerto Varas, fue denunciado por un transeúnte, quien reconoció el tatuaje del sujeto con el mensaje "insane" en su sien tal como mostraban las fotografías que difundieron los amigos y familiares de la víctima por las redes sociales, y no dudó en dar aviso a la policía. 

“Yo no me ando arrancando, ando mochileando, tengo muchos testigos, No he matado a nadie, yo la conocía. No tengo idea porque me detuvieron”, dijo Julio Miranda en los momentos en que era trasladado por personal de la PDI hasta los tribunales de la zona.

“La hermana de la Alison vio la conversación en el Facebook, estas conversaciones estaban desde el primer día. No hicieron nada. Estamos indignados, golpeamos las puertas y nada. La invitó y le pidió que fuera sola. Nosotros queremos que se haga justicia, que no quede impune. Todos sabemos que él la mató”, alegó Valeska Guzmán, tía de la menor que viajó hasta Puerto Montt para representar a la familia.

Durante el control de la detención de Julio Miranda en Puerto Montt, se decidió aplazar la audiencia de formalización hasta este martes, donde deberá enfrentar los detalles de la acusación al 11 Tribunal de Garantía de Santiago. El detenido, quien se acogió al derecho de guardar silencio, y medios de prueba quedaron en manos de la Fiscalía Centro Sur.

Este lunes el Gobierno presentará una querella criminal contra los que resulten responsable del delito. Acción judicial a la que también se sumara la Ilustre Municipalidad de El Bosque.