Álvaro García Linera calificó de esa manera el dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que desestimó la objeción de competencia planteada por la defensa chilena.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, calificó como una "victoria" de su país el dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictado este año y que desestimó la objeción de competencia planteada por Chile, en el marco de la demanda marítima planteada por La Paz.

La autoridad se refirió al tema al hacer un balance del año en materia internacional.

Ante el tribunal de La Haya "hemos derrotado a una de las cancillerías más sólidas del continente", aseveró García Linera, según declaraciones a medios locales recogidas por la agencia DPA.

Según el vicepresidente boliviano, el fallo de la CIJ demostró la "fortaleza de los argumentos jurídicos" planteados por su país.

Bolivia presentó su escrito ante La Haya en abril de 2013. Chile argumentó en mayo que el tribunal no tenía competencia para abordar la materia, y en septiembre la CIJ se declaró competente para analizar el fondo de la demanda.

No obstante, la Cancillería chilena ha insistido en que el resultado no constituye una derrota para su posición, ya que el dictamen no obliga al país a negociar con La Paz.

PUB/FDRJ