Hace algunos días se hizo público el caso del denominado “acosador de Ñuñoa”: hombre que arriba de un auto peugeot 205 de color rojo persigue a las mujeres que circulan por la vía pública y al momento de acercarse a las víctimas muestra sus partes íntimas y se toca en presencia de las mujeres.

Este es la forma de actuar que ha tenido desde hace más de siete años el hombre que este martes fue increpado por un grupo de víctimas que se han sentido violentadas y necesitan que se tomen las medidas correspondientes para no volver a sufrir lo mismo.

Una de las víctimas es Claudia Daza de 25 años, quien según comentó a Publimetro hace algún tiempo sufrió el acoso que provocó gran temor en la joven que es vecina del acusado.

“Dos veces sufrí este acoso,; primero con unas amigas y después sola lo que me produjo más miedo porque estaba sola y empezó a seguirme pero afortunadamente alcancé a llegar a mi casa y se fue”, comentó la joven.

El hecho que vivió Claudia también lo sufrió una adolescente de 17 años de iniciales C.C., quien tuvo que enfrentarse al hombre a la salida de su colegio “Liceo República de Siria” de Ñuñoa.

“El tipo siempre va al parque Juan XXIII que justo está detrás de mi colegio y una vez cuando estaba con un grupo de seis amigas llegó a ponerse atrás de los árboles y empezó a masturbarse y mostrar sus genitales, esto se repitió como tres veces y cada una de nosotras nos sentimos atacadas”, comentó a Publimetro la escolar.

A medida que pasan los días se conocen más casos de víctimas, las que podrían presentar una denuncia por acoso sexual callejero bajo la normativa de ofensas al pudor, según señaló a Publimetro la presidenta del Observatorio Contra el Acoso Callejero (Ocac), María Francisca Valenzuela.

“Hay evidencia suficiente para presentar una denuncia por acoso sexual callejero bajo la normativa de ofensas al pudor y la idea es que las autoridades empiecen a tomar conciencia del problema que es esto, por lo que es necesario aprobar el proyecto de ley que estamos impulsando para tipificar y definir el acoso sexual callejero, lo que permitiría que las víctimas no se vean envueltas en una situación confusa y sepan qué hacer”, señaló la presidenta de Ocac.

Desde la Ocac comentaron que se están organizando para tomar contacto con las más de 60 víctimas que se han conocido para realizar las denuncias correspondientes.