Inspectores de la Seremi de Salud clausuraron el local y prohibieron su funcionamiento por no cumplir con las normas sanitarias básicas.

El establecimiento tenía cucarachas y fecas de roedores en la cocina.

En MEGA un completo informe sobre el cierre.