Un video dado a conocer en las últimas horas a través de la página de Facebook Amigos Penquistas, generó polémica tras dar a conocer cómo la detective de la PDI Sofía Alarcón saca su arma de servicio, para amenazar a un conductor que le pegó un "topón" con su automóvil.

El hecho que ocurrió en San Pedro de la Paz, en el Gran Concepción y en el registro se observa a la funcionaria  de la Brigada de Investigación Criminal (Bricrim), Sofía Alarcón, amenazando al conductor que previamente la había chocado  con un arma y obligándolo a descender del automóvil, sin un procedimiento policial de por medio.

El responsable de la grabación, Mauricio Oñate, habría reconocido que discutió con la funcionaria pero que le ofreció costear las reparaciones al automóvil.

Según el registro de la policía uniformada “en un principio el procedimiento se iba a cursar por daños trasladándose hasta las dependencias de la tenencia  San Pedro de la Paz. En dicho lugar el autor de los daños hizo exhibición de un vídeo que captó con su teléfono celular donde se aprecia que la funcionaria en forma agresiva y con un trato verbal soes y amenazante con su arma hace descender al conductor del vehículo”.

La detective fue formalizada esta jornada en el Juzgado de Garantía de San Pedro de La Paz por los delitos de amenaza simple y lesiones leves, y quedó con la medida cautelar de prohibición de acercarse o comunicarse con la persona que atacó ayer, y por lo que fue detenida. 

En su defensa, la funcionaria argumentó que lo ocurrido fue parte de un operativo oficial, y que ella solo siguió al conductor porque el conductor se habría negado a un control de identidad, tal como lo relató el abogado defensor de la detective, Claudio Arrepol. 

“Algo sucedió, que no tengo muy claro qué pasó, que al final deciden controlar la identidad de esta persona, y esta persona huye. Se hace un proceso de seguimiento. Se identifican en todo momento como funcionarios policiales, y como esta persona se niega a entregar su identidad, piden apoyo policial... Entiendo que llegó Carabineros… Y ahí es donde se genera esta detención”, dijo. 

Pero, apoyando la versión entregada por el abogado de la detective, que refiere la acción policial en plural, los familiares del conductor agredido señalan que la detective no fue la única funcionaria que participó en el ataque, pues otro detective habría acompañado, en su vehículo particular, a su colega en la persecución, y también habría amenazado -pero de muerte- con su arma de servicio a la víctima. Claro que eso no fue mencionado en la audiencia de formalización de hoy. 

El tribunal determinó el plazo de dos meses para la investigación de la causa, y hasta el momento la institución policial no emite declaración alguna respecto del hecho. 

PUB/NL