Luego de dos años de estar actuando con plena impunidad, la policía detuvo a una banda internacional de clonadores de tarjetas de crédito que lideraba un ciudadano brasileño. 

Según Carabineros, durante su período operativo el grupo de delincuentes realizó fraudes por unos 10 millones de dólares. 

Fue el OS-9 de la policía uniformada el que llevó adelante el operativo, tanto en Santiago como en Viña del Mar, que logró la captura del líder de la banda, Osmario Santos de Oliveira, en la Ciudad Jardín. 

Junto con Santos de Oliveira cayeron otro brasileño y una ciudadana colombiana. Al momento de la detención todos ellos se encontraban en un departamento en el sector de Reñaca, que era su guarida. 

Allí los efectivos del OS-9 incautaron más de 200 aparatos de pago con tarjetas de crédito y débito. Mediante un sistema que se investiga, los delincuentes operaban su sistema en diversos locales comerciales (restaurantes y casas comerciales) obteniendo así claves y datos de las bandas magnéticas del dinero plástico, con lo que luego realizaban sus fraudes. 

De acuerdo por lo informado por la policía, los aparatos de pago que usaban los clonadores fueron traídos al país desde Brasil. 

Los detenidos serán trasladados hasta tribunales esta jornada, donde serán formalizados por el delito de estafa. 

PUB/NL