• Canciller Muñoz revela actitud prepotente de senador boliviano durante visita a puerto de Arica 

La visita a puertos chilenos de la comitiva boliviana, encabezada por el canciller David Choquehuanca ha generado un clima hostil entre ambos países, generando declaraciones cruzadas entre las autoridades sobre lo que por Chile ha sido calificada como una “visita privada”.

La comitiva boliviana llegó el domingo al país a través del paso fronterizo Chungará. Su arribo no fue avisado, ni tampoco su itinerario de actividades y su primera actividad en el país fue en la Universidad de Tarapacá donde participó en una conferencia denominada “Diplomacia de los pueblos por la vida”.

Ese mismo día, el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Heraldo Muñoz, sostenía que se esperaba que su par realizara una visita de acuerdo a los protocolos. “Cuando un personero viaja a otro país, debe notificar por nota su intensión de llegar y la composición de su delegación, y si se trata de una visita de trabajo debe ser un programa acotado”, dijo.

El día lunes, la visita de la comitiva encabezada por Choquehuanca se dirigió hasta el puerto de Arica, donde acusaron que se les impidió la entrada. En el lugar acusaron que la acción en la que a su juicio “se les negó el libre tránsito” tendría consecuencias.

“Tenemos oficinas que están bajo la jurisdicción de Bolivia y no se nos permite el ingreso”, manifestó la autoridad boliviana.

Ante estos dichos, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile respondió afirmando que la visita boliviana era una provocación sin credibilidad.

Ese mismo día, horas más tarde, la empresa administradora de los servicios portuarios de Arica coordinó la entrada de la delegación.

Producto de la polémica el presidente de Bolivia, Evo Morales, a través de su cuenta de Twitter comentó que lamentaba que “Choquehuanca sea privado de circular en Chile en su condición de canciller acompañado de presidentes del Senado y Diputados”.

Bolivia anunció ese mismo día el envío de una nota de protesta por la imposibilidad temporal de ingresar al puerto de Arica para "inspeccionar" las condiciones del cargamento boliviano. La molestia del gobierno de Evo Morales, fue hecha llegar a través del vice canciller Carlos Romero, al cónsul chileno en La Paz, Milenko Skoknic.

Este martes, la delegación boliviana se trasladó a la ciudad de Antofagasta para continuar la visita inspectiva, tensando aún más las relaciones entre ambos países.

El canciller Heraldo Muñoz confirmó que ya fue entregada la nota de protesta de Chile a Bolivia por la visita de su par paceño David Choquehuanca. Al salir de La Moneda tras sostener una reunión con el ministro del Interior Mario Fernández, la autoridad reconoció además que "estamos analizando otras medidas que el Gobierno de Chile pudiera adoptar en las próximas horas".

De igual manera, criticó a Choquehuanca, asegurando que "lo que tenemos ahora es una visita privada que al final fue un montaje".

Muñoz reiteró además  las palabras que escribió en Twitter luego que un integrante de la delegación boliviana tuviera una actitud prepotente contra una funcionaria del puerto de Arica durante la vista que efectuaron el lunes a dicha zona.

"Un senador insultó a una trabajadora en el puerto...valiente el senador que increpa a una mujer", manifestó el canciller Muñoz.

PUB/NL