El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi se refirió a la propuesta de educación gratuita confeccionada por el Gobierno que pretendía ampliar el beneficio a los planteles que tuvieran cuatro años de acreditación, lo que abría cupos a que universidades privadas accederán a la gratuidad, pero dejaba afuera a tres casa de estudios del Estado.

Tras reunirse con los planteles afectados, el también presidente de las Universidades Estatales, aseguró a Emol que “no vamos a aceptar diferencia, aquí es todos o ninguno”.

“Lo que no vamos aa hacer nunca es aceptar algo en lo cual se diga: hay tales tata que entran por la puerta ancha y a estas otras las vamos a meter por una ventana por ahí. Eso no lo vamos a aceptar jamás; aquí es todos o ninguno, eso que quede muy claro”, reiteró Vivaldi. 

La medida que propuso el Gobierno consideraba promulgar una ley corta para así extender la gratuidad universitaria a planteles que no tuvieran fines de lucro y que estuvieran acreditados por al menos cuatro año. Este último punto dejaba afuera del beneficio a las universidades Arturo Prat, de Los Lagos y la UTEM, todas de propiedad del Estado. 

En ese escenario aclaró que “yo le daría gratuidad a las universidades estatales, a las que han demostrado fehacientemente ser inobjetables en la calidad que están dando y generaría un sistema por el cual el conjunto de las universidades pudiera ir optando a medida que vayan demostrando la capacidad que tienen”.

Las palabras del rector Vivaldi se dan en un período crítico para el Gobierno que espera entregar una solución antes que se entreguen los resultados de la PSU y que, por ende, comiencen los procesos de postulación a las universidades. 
 

PUB/JLM