El nombre del sacerdote Gerardo Joannon fue vinculado, en múltiples testimonios, a una serie de adopciones realizadas en la década de los '80 cuestionadas hasta hoy, situación que le obligó a cumplir en Argentina un período de reflexión.

A pesar de eso, un equipo del noticiario T13 sorprendió al religioso en nuestro país, situación que se habría dado -inicialmente- gracias a un permiso de ausencia.

Joannon llevaría cerca de un mes en Chile y no se descarta que finalmente abandone la congregación de los Sagrados Corazones.

El sacerdote fue conminado a vivir en Argentina un proceso de "reflexión" en el marco de la investigación por estas adopciones calificadas como irregulares.

A pesar de comprobarse los ilícitos, el proceso canónico al que fue sometido determinó que no podía ser sancionado ya que los delitos estaban prescritos. A raíz de ello, fue conminado a viajar al país trasandino.

PUB/VJ