El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago decidió finalmente este jueves la suspensión condicional del procedimiento contra los seis imputados por el caso Tsunami, a cambio del pago de $245 millones para las familias de las 105 víctimas y las disculpas de los responsables. 

La ex directora de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Carmen Fernández, leyó su declaración con la voz entrecortada afirmando que “vivo esta pesadilla con dolor e impotencia como ustedes no se imaginan”. 

“Ciertamente jamás podrá compararse con el dolor de los familiares de las víctimas fatales a quienes sin complejos alguno doy mi acompañamiento”. 

Fernandez insistió que nunca quizo causar daño: “un error lo comete todo el mundo”. 

Por su parte, el ex subsecretario del Interior, Patricio Rosende, afirmó que “lamento como el que más, la tristeza por las consecuencias de esa catástrofe. Son imborrables y el dolor me acompañará siempre”. 

Rosende recordó que esa madrugada su propósito al llegar a trabajar fue “ayudara las personas que estaban sufriendo y salvar vidas”. 

"Si alguna de mis acciones de aquella noche contribuyeron de alguna forma a que se cometiera un error lo lamento sinceramente y pido disculpas", dijo.

PUB/NL