El ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, respaldó los dichos del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien el martes dio a conocer el monto que costaría poder contar con gratuidad universal para la educación superior.

Según dijo más temprano el titular de Hacienda, el Estado debería destinar lo equivalente a 1.5 del PIB, lo que trasladado a dinero llega a cerca de US$4 mil millones.

Ante los dichos de su par, Díaz enfatizó que “el ministro de Hacienda expresa la opinión del Gobierno en esta materia”.

En este sentido, el titular de la Segegob evitó ahondar en si se necesitará una nueva reforma tributaria para financiar la gratuidad total, afirmando que lo que hace el proyecto del Ejecutivo es presentar una propuesta de cómo se logra esa meta.

“Lo que queremos es que esta ley de educación superior establezca con claridad, de acuerdo a las posibilidades del país que los jóvenes estudien de forma gratuita (…) asociado de manera indisoluble a calidad”.

“Nosotros tenemos resuelto el financiamiento de la gratuidad al 60% de aquí al término del Gobierno, en lo que corresponde al Gobierno, está resuelto”, agregó insistiendo que lo que señaló el ministro de Hacienda es que “nosotros proponemos un camino para llegar la gratuidad total.

PUB/NL