El vocero de Gobierno Marcelo Díaz comentó este jueves la renuncia del ex ministro del Interior Jorge Burgos, la cual ocurrió ayer miércoles siendo reemplazado por Mario Fernández.

La autoridad indicó a 24 Horas que el otrora jefe de gabinete “se sentía cansado, había tenido algunas consecuencias en su salud, manejables como dijo ayer, y sobre esa base él presentó su renuncia. La Presidenta se la aceptó y se designó un reemplazante”.

Respecto a la relación que tenía Burgos con Bachelet, señaló que “es evidente que hubo algunas diferencias que fueron resueltas del modo en que ustedes lo conocieron, pero creo que hemos logrado constituir un equipo afiatado”.

"El clima en el que se desarrolla la política hoy día no es el más apropiado, no es el más propicio. El ambiente crispado a propósito de los casos de corrupción, en fin. Creo que el contexto todos lo sabemos, la crisis de confianza hace más difícil el ejercicio de la función pública. Y creo que Jorge tuvo la claridad de darse cuenta que si la afectación de salud, su cansancio, le iban a impedir cumplir en plenitud el cargo que desempeñaba lo mejor era dar un paso al costado”, agregó.

Por último, Díaz llamó a finalizar con los cuestionamientos sobre el futuro de la Nueva Mayoría, afirmando que “a Chile no le sirve una oposición odiosa, no creo que sea el camino en el que la oposición tenga que cumplir su rol, sino que por el contrario, marcar sus puntos de vista, hacer presente sus diferencias”.

PUB/CM