El vocero de la Corte Suprema, Milton Juica, detalló los alcances del procedimiento que actualmente se usa en el Poder Judicial para aprobar las libertades condicionales a reclusos, medida que está en la polémica luego que los tribunales de alzada de Valparaíso y Santiago entregaran la libertad a más de 1200 personas.

Durante su declaración, el personero recordó que las modificaciones que vivió este sistema en los últimos años se originó en el combate a la sobrepoblación penal que actualmente se registra en el país, junto con detallar que los jueces debían "hacer operable este mal llamado beneficio. Eso es lo que están haciendo los jueces desde el 2013, se han basado en criterios de objetividad tal cual la ley lo disponía".

"Los jueces deciden sobre la base de una proposición de un órgano vinculado al ministerio de Justicia, que es Gendarmería, quien propone de acuerdo a niveles de conducta a las personas que cumpliendo los requisitos objetivos tienen derecho a obtener este beneficio", señaló.

A continuación, Juica reiteró que "acá no ha habido ninguna cosa extraña u oculta en esta decisión. El sistema está operando en mayor medida", ya que -según aseveró- los secretarios regionales de justicia (quienes tramitaban en el pasado estos requerimientos) los entregaban basándose en objetivos subjetivos y no técnicos.

"En el Poder Judicial se hace un debate, ya que las personas que salen lo hacen porque han sido propuestas. (Los reclusos) han sido vigilados y entendido que cumplen los requisitos de tiempo", concluyó.

Durante este lunes, además, la ministra de Justicia -Javiera Blanco- expresó su preocupación por esta alza en el número de procedimientos aprobados, junto con esperar que el Poder Judicial detalle el procedimiento utilizado para concederlos.

PUB/VJ