El ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, afirmó que el error de los cambios de domicilios electorales que afectó a casi medio millón de votantes "no va a quedar impune"

Tras finalizar la reunión extraordinaria que sostuvieron junto a los presidentes del Senado, Ricardo Lagos Weber, y de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, los mministros Díaz y Nicolás Eyzaguirre anunciaron el cronograma y el ingreso del proyecto de ley para solucionar el problema de cambio de domicilios electorales.

Díaz afirmó que “hemos recibido toda la voluntad y cooperación para abordar mañana el trámite legislativo de este proyecto que busca resolver que el proceso electoral del próximo 23 de octubre se desarrolle con total normalidad, y que los ciudadanos puedan ejercer su derecho a sufragio sin ningún tipo de perturbación”.

Agregó que “esperamos contar no solamente con la buena voluntad expresada por los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, sino también de los diputados, diputadas, senadores y senadoras para poder despachar en muy breve plazo este proyecto de ley que permite resolver el problema que nos importa hoy”.

El secretario de Estado insistió en que “tenemos todas nuestras energías puestas en asegurar el normal desarrollo del proceso electoral el próximo 23 de octubre. Lo que está sucediendo no es algo que nos parezca confortante, es más bien una situación inconfortable”.

Agregó que “esta no es una situación que vaya a quedar impune. Ya hay una investigación sumaria ordenada en el Registro Civil. Vamos a realizar todas las investigaciones que corresponda en lo que dice relación con el Gobierno. El Servel tendrá que hacer lo propio de modo tal de establecer con cuáles fueron las circunstancias que han generado este enojoso hecho”.

Añadió que “la opinión pública será informada de cómo ocurrieron los hechos, que de haber responsabilidades estas se ejerzan, y no habrá impunidad; se asumirá las responsabilidades de quienes corresponda”.

Para finalizar el ministro Díaz afirmó que “de aprobarse esta ley, los ciudadanos podrán concurrir al nuevo domicilio electoral en el que aparecen registrados o en el que originariamente votaron, de modo tal que para el ciudadano la decisión sea si va a su nuevo domicilio electoral o al anterior. Aprobada la ley, esta situación quedará consolidada, de modo que no hay ningún trámite ni gestión adicional que tenga que hacer un ciudadano para poder votar”.

Por su parte, el ministro Eyzaguirre explicó cuál será la modalidad de tramitación de esta ley: “Mañana, a las 4 de la tarde, ingresará a la Cámara de Diputados con discusión inmediata. Y una vez despachada –esperamos que este mismo lunes- se citará al Senado, para que entre 18:00 y 20:00 horas sea discutida. Posteriormente, el Tribunal Constitucional conocerá la legislación para que esto sea Ley de la República y se implemente el próximo domingo”, dijo el ministro.

El titular de la Segpres también entregó detalles del contenido de la iniciativa, remarcando que ésta tiene tres aspectos: “En primer lugar, para los 467 mil casos en que el Registro Civil comunicó un cambio de domicilio, el Servicio Electoral estará facultado por esta ley para duplicarlos, y permitir que estos electores aparezcan tanto en la comuna en que actualmente han sido localizados, como en la comuna en que previamente habían ejercido el derecho a sufragio”.

No obstante, advirtió que las personas no podrán sufragar dos veces y, de hacerlo, arriesgan severas sanciones, porque estas prácticas "están penadas por ley con presidio de grado medio”. De cualquier forma, el Servel, según dijo la autoridad, “tendrá 20 días para chequear cuál fue su conducta electoral y saber si cumplieron con la ley”.

PUB/NL