Durante una entrevista radial este viernes el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, descartó que la presidenta Michelle Bachelet se traslade hasta la zona que concentra las protestas de pescadores artesanales afectados por la marea roja.

En diálogo con Radio Digital, el secretario de Estado indicó que "no esta contemplado. Nosotros tenemos un ministro a cargo por instrucción de la Presidenta y ese es el procedimiento con el que vamos a seguir trabajando".

El titular de la Segegob indicó que la expresión "derramamientos de sangre", usada por algunos dirigentes locales como respuesta al arribo de personal de Carabineros a la zona, es "una frase desafortunada (...) Me parece que se pierde el sentido de las proporciones cuando están en movilizaciones de esta naturaleza".

"Nosotros tenemos la responsabilidad de mantener el orden público, de defender el derecho de la gente que nos exige que despejemos las carreteras", indicó Díaz.

El ministro, además, reiteró que "comprendemos la situación que están viviendo en Chiloé los pescadores. Hemos hecho un esfuerzo en la medida de las capacidades que tiene el presupuesto que siempre es limitado. Si hizo un esfuerzo ayer (jueves) que fue transmitido por el ministro de Economía y a pesar que sí algunos (representantes) estaban disponibles no generó consenso".

Durante este viernes se debería llevar a cabo un nuevo encuentro entre los pescadores artesanales de la Región de Los Lagos y el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, para intentar nuevamente buscar un acuerdo.

PUB/VJ