Los cuestionamientos al proyecto de reforma a la educación superior no han cesado desde que los rectores del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech) dieron a conocer sus críticas al escrito que pudieron conocer el miércoles de esta semana, donde uno de las frases más célebres de las máximas autoridades de estas casas de estudios estaban referidas a que el "proyecto busca consolidar la mercantilización del sistema de Educación superior”, según señalaron en un comunicado.

Tras los duros cuestionamientos del vocero del Cuech, Ennio Vivaldi, haciendo hincapié a ser más favorables con instituciones del Estado, el rector de la Universidad San Sebastián (USS) y  vocero de la Corporación de Universidades Privadas (CUP), Hugo Lavados, comentó que se encuentran con varias preguntas al interior de las instituciones privadas.

“Mi primera impresión fue de un signo de interrogación porque en general es un documento que contiene frases generales que para poder analizar con calma y evaluar sus efectos de verdad son muy incompletas, por lo tanto creo que si se analiza en este minuto puede llevar a un exceso de precipitación a lo que se está planteando, me hubiera gustado que hubiese sido más explícito o tener el proyecto de ley para poder comentar”, señaló el rector Lavados.

Frente a las críticas lanzadas por los rectores más expuestos del Cuech y del Cruch, el representante de la CUP agregó que no ve una mayor consideración hacia las entidades de las que tiene la vocería, sino que están usando conceptos confusos como el de mercantilización.

"Ha sido una constante de parte de los rectores de las universidades estatales, a través de sus voceros principales como el rector Vivaldi o Valle, quiénes han insistido en un punto que debe haber un trato muy preferencial hacia las universidades estatales (…) No deduzco que haya menor consideración por las universidades estatales, sino que al revés dice explícitamente que va a haber una mayor consideración”, agregó.

Demandas estudiantiles

En relación a las constantes movilizaciones que se han producido por parte de los estudiantes secundarios y universitarios bajo el mando de la Confech, la Cones y la Aces, Lavados se declaró “imposibilitado” por lo que está sucediendo.

 “A esta altura del partido ya me declaro imposibilitado de comprender lo que están planteando, porque ha habido un cúmulo tan grande de planteamientos y contradicciones que no sé a qué se refieren, las universidades privadas de cualquier tipo son sin fines de lucro, por eso a nivel universitario sería bueno que precisáramos el lenguaje”, expresó.

De igual modo sintetizó que los alumnos debiesen tener la posibilidad de elegir a la institución que quieren ingresar “Me da la impresión que los rectores no comparten que deba existir la liberta de elegir, ellos creen que si la oferta para las universidades estatales fuera el doble, todos quisieran ir allá y hay evidencia que eso no es así”, manifestó.

Críticas al contenido del proyecto

En relación con el contenido del proyecto que ingresaría el lunes 4 de julio, el rector de la USS dio a conocer críticas de fondo con temas preocupantes para ellos como la regulación de los aranceles y el sistema de acreditación.

“De lo que se conoce hasta el momento hay problemas en el sistema de acreditación que no está bien planteado, hay temas complicados como la forma de regular los aranceles que si van por debajo de lo que las universidades están recibiendo, va a haber sin duda impacto porque es necesario ajustarse a esos efectos y si se hacen de inmediato puede ser muy complejo”

Sobre el tema más polémico de las regulaciones a los aranceles por parte del Estado, confesó que es probable que se baje en la calidad de las instituciones, pero se hará todo lo posible para que esto no suceda.

“Las instituciones van a hacer lo posible por no bajar la calidad, sobretodo de la docencia pero si significa dejar de hacer algunas cosas como cortar programas y ahí se genera la gran tensión por cómo financiar otra actividades que no sean de docencia”, finalizó Lavados.