En un complicado estado de salud se encuentra el ex Presidente Patricio Aylwin, luego que el pasado lunes sufriera un problema cardiaco que agravó su estado, que lo mantiene bajo asistencia médica e inmovilizado hace cerca de un mes.

Su hija Mariana Aylwin, confirmó ayer que el ex mandatario ha ido mejorando paulatinamente, asegurando que “mi papá pasó una buena noche y ahora está con todos sus signos vitales normales (…)  cada día más débil nomás, pero él está bien dentro de su gravedad”.

Este miércoles, el encargado de dar a conocer el estado de Aylwin fue su yerno, el senador de la Democracia Cristiana, Manuel Antonio Matta, quien aclaró que “en estos momentos se mantiene básicamente estable, con sus signos vitales en funcionamiento y con un pulso más que equilibrado”.

Sin embargo, el parlamentario aclaró que de todas formas el ex jefe de Estado “está extremadamente frágil, precario en su salud y que está luchando en el minuto a minuto, día a día, hora a hora, con la finalidad de mantenerse con vida”.

“Como familia lo hemos estado acompañando, estamos preparados para cualquier eventualidad que se pueda producir”, dijo Matta a radio ADN, quien no dejó pasar  la importancia que ha tenido Aylwin para el país: “ya son casi 98 años y pasa a ser, en la historia de nuestro país, el presidente o expresidente más longevo que ha tenido Chile”.  

PUB/NL