Estas indicaciones tenían como fin aumentar el monto y la cantidad de la beca Nuevo Milenio, pero solo para CFT e IP acreditados por cuatro años. Esta modificación sería posible luego que varias universidades privadas, que cuentan con requisitos para optar a la gratuidad, decidieran no sumarse permitiendo destinar estos recursos a los planteles técnicos.

El monto de la beca para los cinco primeros decibeles de los CFT e IP que cumplan con los cuatro años de acreditación subiría a 900 mil pesos. Esto, según explicó el ministro Valdés, sería para beneficiar a 69 mil estudiantes de este sector.

Además se discutieron y revisaron las precisiones en el proyecto sobre la distinción que se haría entre universidades del G9 y las privadas, el polémico error que se habría planteado esta jornada tras la ausencia de un artículo en el proyecto. Estas indicaciones posteriormente, también fueron aprobadas.

Las reacciones por parte de la oposición frente al proyecto de ley, que fue aprobado por unanimidad ayer, esta jornada apuntaron a que los planteles técnicos no pudieran optar a la gratuidad, amenzando con que incluso podrían rechazar la iniciativa.

El diputado PPD, Pepe Auth, expresó que esperaba en su convocatoria de hoy lograr la misma aprobación unánime de ayer y respondió a Chile Vamos diciendo que "le habían quitado el piso sus diputados de la Comisión que aprobaron ayer de manera unánime".

Respecto a las indicaciones aprobadas, afirmó que estas precisiones fueron planteadas ayer a las 10 de la noche. Y que por eso “no parece nada excepcional que la mañana siguiente el Ejecutivo haya decidido incrementar la beca. Esto es una buena noticia y por eso se convocó a la comisión de Hacienda”.

Desde el ejecutivo, la ministra vocera de Gobierno afirmó que “No habría error en el texto” y que desde La Moneda “entienden que legislar implica conversar, precisar si es necesario”, reiterando que el texto que se envió a la comisión ayer es el correcto.

PB/MC