El actor, que hasta el 2010 fue le protagonista de la exitosa “24”, vuelve a la pantalla chica en un serie que mezcla la ciencia ficción con el drama. El lunes a las 22:00 horas se estrena “Touch”, la serie que marca el regreso de Kiefer Sutherland a la televisión después de dos años tras protagonizar “24”.

La nueva apuesta del actor, que se transmitirá por las pantallas de Fox, fue creada por Tim Kring, responsable de “Heroes”. 

En “Touch” Sutherland interpreta a Martin Bohm, un viudo y padre que se angustia ante la incapacidad de comunicarse con su hijo de 11 años, Jake (David Mazouz) diagnosticado como autista. Martín ha intentado todo para establecer un vínculo con su hijo, pero Jake parece mantenerse completamente ajeno al mundo que lo rodea para refugiarse en sus cuadernos y números, y nunca permite que lo toquen, ni siquiera su padre.

En el primer capítulo se descubre que el niño, más que una discapacidad, tiene un sorprendente don que cambiará por completo la vida de su padre y la de varias personas alrededor del mundo.

Es aquí donde comienza toda la acción: mientras trata de descifrar los mensajes ocultos de Jake, Martin ayudará a individuos en diferentes partes del mundo a conectarse mientras sus vidas se relacionan de acuerdo a los patrones previstos por su hijo. Sin saberlo, sus esfuerzos por conectarse con él definirán el destino de la humanidad.

La crítica de Estados Unidos ha alabado la interpretación del actor que dejó su fama de hombre rudo para convertirse en un papá sentimental que intenta entender a su hijo.