Una experiencia nada de agradable vivió el grupo nacional JuanaFé tras su participación en el festival de Colbún. La banda se enfrascó en una discusión con el alcalde de la localidad, Pedro Pablo Muñoz, quien terminó echándolos del pueblo.

JuanaFé se presentaba como último número del "Recital Colbún y su Gente". Sin embargo antes de la presentación, el grupo liderado por Juan Ayala comenzó a tener inconvenientes tras percatarse que en el camarín donde se preparaban solo había una botella de jugo, mientras que en una carpa contigua las autoridades presentes disfrutaban de un gran banquete.

Según relata La Cuarta, en ese momento, integrantes de la banda se dirigieron a consumir algunos de los alimentos, lo cual provocó la ira del edil quien se refirió a los miembros de la banda como "esos hediondos de mierda, muertos de hambre y volados". Muñoz contó que "se tiraron al cebiche y empezaron a comer con las manos. Yo les había pagado el almuerzo con mi plata, les presté una camioneta y la piscina, por eso les dije: Vayan a tocar porque para eso les pagamos".

El vocalista de la banda negó los malos modales de los suyos y acusó al alcalde apodado "Señor de la Querencia" de empujarlos y chispearles los dedos para que fueran a actuar.

En el escenario JuanaFé sólo alcanzó a interpretar unos siete temas, anres de ser cortados. La organización se enojó porque criticaron al alcalde, quien el año pasado hizo desalojar a los escolares en toma.

El conflicto finalizó con Carabineros escoltando a los integrantes de la banda luego que el vocalista acusara algunos manotazos por parte del alcalde, quien también les habría dicho "muertos de hambre".