Cuando ya nos habíamos acostumbrado a su pelo al natural, la diva pasó por la peluquería y se hizo un cambio radical.

Una sesión fotográfica para la portada de la reviste Elle fue la excusa que empleó la cantante Rihanna para volver a modificar su aspecto por enésima vez.

La estrella del pop no hizo mucho para ocultar el nuevo corte y subió a su cuenta de Twitter fotos con su nueva imagen.

Su nuevo look habría estado inspirado en el peinado de Rod Stewart. Además del cambio en su cabellera, en otra foto se puede ver a la artista luciendo unas enormes botas altas negras y un camisón blanco con un hombro afuera, vestimenta que forma parte de la próxima producción de Elle.