Desde que era una niña Josefina Montané (24) soñaba con ser actriz. Sin embargo, desde los 14 años se dedicó al modelaje. El año pasado se estaba tomando un café en Canal 13, adonde llegó para unas pruebas de cámara para “Bienvenidos” cuando la  descubrieron.

“Ese fue mi primer encuentro con Herval Abreu (el director de la teleserie), pero estaba en otra y no hubo mucho feedback entre nosotros”, recuerda. Finalmente Josefina terminó aceptando el papel de Nicole Cerutti, la rubia instructora de yoga que le quita el pololo (Critián Arrieagada) al personaje de Paz Bascuñan.

“Mi personaje no piensa en hacer mal, es una persona súper liberal y llevada por los sentimientos, súper zen”, cuenta Josefina.

Sobre su integración al área dramática  dice que “mi grupo de compañeros fue muy buena onda, todos me apoyaron ene, me daban tips, ensayábamos juntos  escenas que no me salían o donde titubeaba”, detalla.  Pero no todo fue felicidad. “Mi primer día fui terrible, lo pasé pésimo, teníamos que hacer 15 escenas pero hicimos como 7”, cuenta.

¿Y cómo se va a tomar la fama? “Yo siempre le preguntaba a mis compañeras que tenía que hacer si un día estaba de mala y me paraba una persona para saludarme, y me dijeron que tenía que actuar, que para eso era actriz”, cuenta.

Con el correr de los meses Josefina se fue puliendo y ya es parte del nuevo proyecto del área dramática de Canal 13.

En los avances de “Soltera otra vez”, que debería estrenarse a fines de este mes, se ve a Josefina protagonizando candentes escenas junto a Cristian Arriagada.  “La idea era proyectar la sensualidad que teníamos los dos como pareja, en las grabaciones yo echaba a todo el mundo porque igual es incómodo”, dice.

Como viene del mundo del modelaje, Josefina compara ese mundo con el de los actores. “El ambiente es muy distinto, siendo modelo una es maniquí, es una percha. Acá es más humano, hay un equipo que trabaja junto”, cuenta.