Kim Kardashian no deja de hacer noticia, pero ahora no fue ella directamente la que la causó, sino que su novio, el rapero Kanye West, quien fue captado con los pantalones abajo.

West fue fotografiado bajando del auto junto a la soialité, sorprendiendo a los paparazzis que lo vieron mostrando su ropa interior.

Al contrario de lo que podría pensarse, el rapero no parecía avergonzado y sólo se acomodó rápidamente su vestimenta,  mientras Kardashian caminaba unos pasos delante de él.