No es extraño ver a John Travolta travestido, ya que en 2007 hizo de mujer en el musical Hairspray. Sin embargo, con el escándalo que lo rodea por estos días, las imágenes que publicó el diario estadounidense The National Enquirer llamaron mucho la atención.
 
Según la publicación, las fotografías fueron tomadas en una fiesta en Los Ángeles en 1997. Travolta aparece allí con una peluca rubia, vestido blanco, aros, collar, maquillaje y hasta un corpiño que se trasluce a través de su atuendo. El atuendo podría haber sido interpretado como un mero acto de diversión en su vida, pero a la luz de las acusaciones de acoso sexual que enfrenta, el simbolismo es distinto. 
 
El masajista John Truesdale, quién demandó al actor por asalto y agresión sexual, confesó haber rechazado una oferta de 125.000 dólares por desistir de su acción legal, según informa el diario neoyorquino The Daily News, que también señala que los abogados del Travolta negaron haber hecho tal propuesta.