Aún sin debutar, la sola promoción de la nueva apues­ta de la señal de Andrónico Luksic, hizo que su nom­­­­­­­­­­­bre fuera co­mentado permanentemente en Twitter. Y ella se ha mantenido muy ocupada dando entrevistas.

“Mi historia parte conmi­go, siendo yo misma. Soy u­na persona que se está me­tiendo en un mundo de chilenos”, dice antes de hablar acerca de uno de los momentos más complicados de su vida.

“Me casé a los 16 años y  me separé a los 17. Separarse para los gitanos ya es algo normal, pero en ese tiempo lo pasé muy mal”, cuenta.

“Cuando me casé estaba muy enamora­da y me tuve que separar por cosas personales, pero eso es algo que ya pasó”, asegura dejando clara su intención de no seguir hablando de un tema complicado para ella.

Pese a la mala experiencia, no pierde la esperanza en encontrar al amor de su vida. 

“Busco una persona normal, que me comprenda y me quiera, porque sufrí mu­cho, necesito un hombre que me respete”, dice.

Sobre su inminente fa­ma, Perla dice estar preparada: Porque soy yo, no hago un papel. Creo que tengo co­sas bue­nas y malas, como toda la gente. Soy súper hu­milde y no me creo el cuen­to”, dice convencida. 

“Me gustó la idea que los chilenos conozcan el mun­­do de los gitanos, ya ha­bía salido antes en TV y a la gen­te le gustó”, opina Perla, qui­en además interpreta el te­ma central de la apuesta de telerrealidad que debuta este domingo en pantalla.

“Fui a una escuela de can­to y de ahí fue saliendo de a poquito la canción”, dice re­conociendo que no tenía ex­periencia en las artes vocales.

“Nunca antes traté de cantar y ahora, cuando lo hice, me salió bien”, dice.