Si están en crisis existencial porque la NASA ha cambiado su signo Zodiacal, no se preocupen. El descubrimiento no altera en nada a la astrología.