La mascota, de 15 años, murió por causa de un tumor cerebral, pero estuvo en el momento más feliz en la vida de su dueña.