Una fisicoculturista que tiene cero por ciento de grasa corporal es viral por sus músculos y también por el bullying que le hacen.