El baño, importante espacio dentro de la casa, pasó de ser un lugar tremendamente funcional a uno donde relajarse y disfrutar. La tendencia del wellness y el bienestar ha empujado este cambio, y las innovaciones están enfocadas a transformar este espacio casi en un spa o baño de hotel, iluminado, tranquilo, agradable para estar y relajarse, coinciden los expertos.

“En nuestro proyecto de Departamentos de Hacienda, estamos introduciendo innovaciones basadas en la funcionalidad, confort y estética, como los muebles con doble repisa y cajoneras, y puertas vidriadas del baño y la ducha. Cuando el metraje lo permite, ofrecemos baños separados para él y para ella, con doble cuba y enchufe a ambos lados”, describe Alejandra Zulueta, gerente de marketing de Inmobiliaria Manquehue.

Y continúa: “En algunos proyectos estamos incluyendo tinas sueltas, cubiertas de cuarzo natural, que no sólo aportan diseño y variedad en términos de los colores, sino que son antibacterianas, resistentes a la acidez, a la grasa y a las rayas”.

Según señala la ejecutiva de Inmobiliaria Manquehue, todas estas consideraciones se han ido incorporado en los modelos de departamentos de lujo porque la idea es que el concepto moderno de la vivienda se refleje no sólo en su arquitectura exterior e interior, sino también en la selección de las terminaciones, muebles, y artefactos en forma integral.

En el ámbito estético también han realizado cambios. “Hemos simplificado la línea de los artefactos y la grifería, con un estilo más limpio y moderno. Incluimos revestimientos con porcelanato en la pared del espejo de los baños principales, además de la piedra o rafia que ya se está usando en los baños de visitas”, concluye Alejandra Zulueta.