En los últimos años se ha ampliado la oferta de edificios ecológicos, llegando a contar con su propio nicho en el mercado inmobiliario y consolidándose como un atractivo negocio para las constructoras y los posibles compradores.

Según datos de Portalinmobiliario.com, “Eco” hace referencia a la relación de la persona con su entorno y “sustentable” a la coexistencia armónica de una especie con los recursos de su medio. Al aplicar las palabras “eco sustentable” en el área de la construcción, se describen edificios que minimizan el impacto que causan en el medio ambiente.

Para Jaime Arriagada, académico de la Escuela de Obras Civiles y Construcción de la Universidad Central, el usuario habitacional y de oficinas de un edificio “eco sustentable” verá una disminución en sus costos de climatización, de gastos comunes y operacionales tales como agua caliente sanitaria, iluminación de espacios comunes, disminución en el consumo de agua, entre otros.

Además podrá contar con un mayor confort térmico y mejores niveles de reutilización de residuos. Hablando en términos macros, también será menor el aporte de gases de efecto invernadero y mayores niveles de conectividad con las redes urbanas de transporte, en comparación a un edificio normal.

Ventajas de los edificios eco sustentables
Enrique Joglar, gerente de Desarrollo de Indesa, afirma que “los clientes han ido tomando el tema de la sustentabilidad como un aspecto importante dentro de sus vidas, viviendo en mayor conexión con el medioambiente, lo que ha generado que las inmobiliarias, constructoras, arquitectos y responsables de edificar, tomen conciencia e incorporen distintas soluciones a sus proyectos”.

Estas son algunas de las razones por las que este tipo de proyectos ha tenido un gran incremento, sobre todo en lo relacionados a grandes empresas e instituciones nacionales e internacionales, pues se han dado cuenta que establecer criterios sustentables no sólo trae beneficios hacia el entorno, sino que además los edificios “verdes”, como también son conocidos, se han vuelto emblemáticos al momento de definir una imagen corporativa preocupada por el medio ambiente.

Cristián Fuster, subgerente de Proyectos de Andes Gestión Inmobiliaria, dice que “a las constructoras ejecutantes de proyectos eco sustentables les ayuda el tener algunas exigencias sobre la polución y los desechos que generan, ya que eso contribuye a mejorar las condiciones para los trabajadores y a mantener una obra limpia, ordenada y con buenos procesos de control de emisiones de diversos tipos”.

En opinión del académico Jaime Arriagada, “la edificación pública debería hacer un mayor esfuerzo en ser un ejemplo para los privados en lo que respecta al uso de criterios sustentables”, también asegura que “en lo que respecta a las edificaciones residenciales debemos establecer medidas regulatorias más exigentes, integradoras y que prioricen el uso de nuevas tecnologías como los sistemas solares térmicos, fotovoltaicos, iluminación eficiente y otros”.