La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) adelantó que habrá un crecimiento casi nulo con sólo un 0,1% durante 2016. Esto se explica por la caída en la inversión de 0,6%, puntualmente en el segmento de infraestructura, que representa el 70% de la industria.

Para Javier Hurtado, gerente de Estudios de CChC, es la incertidumbre que rodea la concreción de iniciativas de inversión la que atenta contra un mejor desempeño.
“La proyección para el próximo año responde a factores como un menor gasto público esperado en infraestructura y la elevada incertidumbre en torno a la materialización de los proyectos de inversión, principalmente aquellos vinculados a energía”, explica el especialista.

En materia local, uno de los segmentos de mayor dinamismo en los últimos años ha sido el inmobiliario, el que ha impulsado el poblamiento en la primera y segunda línea de la conurbación La Serena-Coquimbo y la expansión hacia el sector oriente de ambas comunas.

El presidente de CChC La Serena, Martín Bruna, es cauto al evaluar el desempeño de este segmento en 2015, toda vez que los rangos se mantuvieron estables y en línea con desempeños históricos. No obstante, no esconde en su reflexión su inquietud por dos factores: la menor cobertura de préstamos hipotecarios y la entrada en vigencia del IVA en las viviendas.

La primera de ellas responde a una mayor provisión de recursos -ante las mayores posibilidades de mora en un escenario económico de bajo crecimiento, mayor desempleo y menor inversión- dispuesta por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif).

La nueva normativa baja de un 90% a un 80% la cobertura de crédito. Esto implica que si una persona desea adquirir una propiedad debe necesariamente costear esa diferencia.

“Esta instrucción de la Sbif restringirá el acceso de miles de familias a una vivienda”, adelanta Bruna. Cálculos preliminares establecen entre 3.000 y 3.500 familias afectadas en la región.

En relación al Impuesto al Valor Agregado (IVA) que durante 2017 se aplicará en pleno, Javier Hurtado es claro en encender las luces de alerta: “A nivel nacional creemos que habrá una reducción en las ventas de 15%”. Bruna es más mesurado y cree que sólo a partir del segundo semestre del 2016 se verán los efectos de estos dos factores, lo que permitirá evaluar y analizar el desempeño de las ventas.

Cifras locales
La Unidad de Estudios de CChC La Serena confeccionó el Catastro Inmobiliario 2015, el que contiene información actualizada hasta junio y evidencia la existencia de 145 proyectos y más de 15.300 unidades. “Tenemos una amplia oferta residencial y un sector dinámico que ha tenido una actividad constante en este ejercicio, por ello es que estamos preocupado por lo que pudiera suceder a partir de la segunda parte del próximo año”, estima Bruna.

El directivo destaca que la industria de la construcción -que comprende sectores como infraestructura, inmobiliario, proveedores y contratistas generales- emplea a más de 37 mil trabajadores y es uno de los que menos ha sufrido con los descensos del empleo, pese a que en el último trimestre móvil tuvo una baja de 9,5%.
“Vamos  seguir monitoreando las cifras y a redoblar esfuerzos”, dice Bruna.

Infraestructura
Uno de los sectores más importantes de la construcción es la infraestructura, la que explica el 70% de la inversión nacional con casi US$26 mil millones, mientras que el porcentaje restante queda en vivienda que aporta US$11,6 mil millones. Por ese nivel de incidencia es que las perspectivas del 2016 no son alentadoras, pues estará marcado por restricciones presupuestarias que significarán una contracción de 2,1% de la inversión en infraestructura pública.

“El 86% del presupuesto del Ministerio de Obras Públicas está previsto para el pago de obras de arrastre, por lo que no se traducirán en nuevos proyectos”, acotó el gerente de Estudios de CChC, Javier Hurtado, quien recalcó que los dineros anuales del MOP bajarán un 4,4%, destacando la reducción de 6,2% en vialidad.