La sala de estar es uno de los espacios más importantes del hogar. Allí nos reunimos en familia o con amigos para compartir, conversar o ver televisión. Por lo tanto, tratamos que sea un espacio cómodo y acogedor, sin embargo, las inmobiliarias han detectado nuevos usos y necesidades, modificando sus proyectos para atender mejor los requerimientos de los nuevos clientes.

El proyecto Santa Elena de Chicureo, es un ejemplo claro de ello. Actualmente, en sus tres barrios a la venta, ofrece  11 modelos distintos de casas y todos incluyen sala de estar, pero además incorporan las últimas tendencias en materia de espacios comunes, como son el hobbie room y el family room.

“Los estares en las casas son áreas muy valoradas, porque es un sector donde se comparte y permite generar vínculos entre los integrantes de la familia. Es un espacio para jugar, ver televisión o incluso, para habilitar como un sector de estudio. En el condominio Quilay, el proyecto de Siena ubicado en Santa Elena de Chicureo, contamos con casas de un solo piso, que permite tener salas de estar con salida a los jardines, lo que genera mucha amplitud y permite que sean muy iluminadas. La ubicación de la sala es estratégica, porque separa el sector de los niños del dormitorio principal, dándoles más privacidad a los dueños de casa”, explica Ana María del Río, gerente de Marketing de Inmobiliaria Siena.

“En el condominio Quilay de Inmobiliaria Siena, contamos con casas que tienen dos estares, uno para los hijos y otro integrado al dormitorio principal, que se usa generalmente como escritorio o sector para realizar los hobbies de los dueños de casa. Las familias en formación, que recien están teniendo sus hijos, valoran mucho este espcio, que les permite tenes a sus guaguas cerca de su dormitorio, pero a la vez independientes”, comenta.

A su vez, Cecilia Celis, gerente de Marketing de Inmobiliaria Fernández Wood, explica que “el family room, o salas de estar integradas a la cocina, son espacios donde los niños pueden jugar, compartir con sus padres, ver televisión o hacer las tareas”.

De acuerdo a la ejecutiva, el concepto nace de los cambios que ha experimentado la familia actual, que opta cada día más por el servicio doméstico “puertas afuera” y posee un modelo de paternidad más involucrado con los hijos.

“Decidimos realizar un estudio de mercado entre nuestros clientes y potenciales clientes, antes de proyectar nuestras viviendas en el barrio Bordeandino, en Santa Elena. Consultamos si preferían un dormitorio de servicio contiguo a la cocina o aprovechar ese espacio como family room. La segunda alternativa alcanzó un 69% de las preferencias, lo que demuestra que la tendencia es valorar cada día más los espacios comunes dentro de las viviendas”, explica la ejecutiva de Fernández Wood.

“La mayoría de las casas en BordeAndino, Santa Elena, tienen dos salas de estar, una contigua a la cocina y otra en el segundo piso entre los dormitorios. Esto demuestra que los family room son los espacios de la casa más valorados y solicitados hoy  por las familias”, agrega.

En el Condominio Los Nogales, del Grupo Avellaneda Imsa-Ad Portas, la tendencia también es incorporar sala de estar y family room.

“Descubrimos que, sobre todo en familias jóvenes, la cocina se ha convertido en el nuevo punto de encuentro de la casa. Integrar esta sala de estar al lado de la cocina, es una opción de distribución que ha tenido muy buena acogida entre los clientes, ya que está muy en sintonía con el nuevo estilo de vida familiar. Por su parte, la sala de estar del segundo piso es un espacio que une los dos dormitorios secundarios. Esto obedece a que el dormitorio, con el tiempo, se ha limitado más bien a un espacio para descansar y dormir, cobrando más relevancia la sala de estar como punto de encuentro, especialmente para los niños, que lo utilizan principalmente para la entretención o el estudio. Por esa razón, nos hemos preocupado de que este espacio tenga una buena iluminación natural, para incluir un escritorio en caso que los clientes lo requieran”, explica Alberto Alarcón, gerente comercial de Grupo Avellaneda Imsa-Adportas.