La influencia de una adecuada iluminación en la productividad y, en general, en el bienestar de los usuarios, está absolutamente demostrada y cuantificada.

Si bien estos estudios no son tan habituales para la arquitectura residencial, es evidente que una adecuada iluminación no es solamente importante en los espacios como cocinas, escritorios y salas de estudio, también es central para espacios sociales y recreativos, como las salas de estar, livings y comedores, principalmente para manipular el espacio en términos de tamaño, límites, continuidad, abertura y otros.

“Los usuarios están cada vez más informados debido al crecimiento y el desarrollo de nuestra economía, y cada día valoran más una adecuada iluminación y el uso eficiente de la energía. Por otro lado, la misma competencia en el ámbito inmobiliario ha obligado al desarrollo de proyectos cada vez más complejos y sofisticados, en los que el tema de la iluminación es un ingrediente central”, señala Klaus Georg Benkel,  de BL Arquitectos, oficina de arquitectos vinculada a Inmobiliaria Lo Campino.

Le Corbusier, famoso arquitecto y teórico suizo de la década de los años ‘20, definió la arquitectura como “el magnífico juego de los volúmenes bajo la luz”, poniendo en evidencia que a luz natural ha sido desde siempre un tema central dentro de esta disciplina.

De acuerdo al especialista de BL Arquitectos: “Esta necesidad de exponer la mayor cantidad de perímetro de una construcción a la luz natural, ha llevado a la arquitectura a desarrollar tipologías como la de los patios interiores tanto en casas bajas como en edificios de mayor altura, y maximizar el desarrollo de las fachadas y sus vanos para permitir la mayor entrada de luz natural al interior de las construcciones”.

A los tradicionales vanos –o espacios sin construcción para puertas o ventanas–, se introducen nuevas soluciones para la entrada de luz natural, como lucarnas, tajos, tragaluces o túneles de luz.

“Los proyectos de Inmobiliaria Lo Campino con que trabajamos, en general, recogen las inquietudes respecto a optimizar la iluminación natural y de proveer de iluminación racional y eficiente en el proyecto de arquitectura. En general, el uso de una arquitectura de lenguaje moderno ha permitido incorporar vanos de mayor tamaño y de proporciones más interesantes, como lo hicimos en Casaterra, el proyecto más reciente de Lo Campino, generando interiores más luminosos y amplios”, detalla el profesional.

Otra tendencia clara, es la instalación del concepto de la eficiencia energética, tanto por parte del inmobiliario como por parte del comprador final.

A la nueva regulación que empezó a regir sobre uso de ampolletas eficientes –como las compactas fluorescentes o las LED–, se suma la calidad y la versatilidad de los artefactos modernos, que permiten muchas posibilidades de diseño”, concluye Klaus Georg Benkel.