El céntrico Paseo Bulnes de Santiago fue el lugar escogido para hacer una prueba de los que será el próximo Paris Parede, donde muñecos infalibles gigantes se pasea por diferentes partes de la ciudad. 

El año pasado esta actividad fue un completo éxito y reunió a cientos de personas y sus familias en el llamativo desfile.