Llegaron a ser considerados como joyas del balompié internacional. Formaban parte del selecto grupo de los jugadores más caros, pero ahora se han devaluado.