El popular Adebayo Akinfenwa, conocido como el "Futbolista más fuerte del mundo", se dio el lujo de despreciar ofertas de cinco países.

Luego de que la "Bestia" fuera un referente para conseguir el ascenso del AFC Wimbledon a la Football League One, la tercera división del balompie de Inglaterra, se quedó sin trabajo y pidió en cadena nacional a técnicos y directivos que lo llamaran.

En el último partido de la temporada pasada, Akinfenwa llamó la atención del mundo al tener una breve discusión con su compañero Callum Kennedy en el tiempo de compensación para conocer quien tiraría el penal que podría ampliar la ventaja sobre Plymouth Argyle.

Getty Images

Foto:

Al final, el futbolistas de más de 100 kilogramos se hizo con el balón, engañó al portero rival y puso el marcador 2-0 para colocar a su club por primera ocasión en el tercer circuito profesional del fútbol inglés.

Pero lo mejor del show de Adebayo llegó al final del encuentro. En plena celebración el delantero de 34 años hizo público que se quedaría sin trabajo.

"Es un gran sentimiento. No hay mejor forma de salir; tiré el penal en los minutos finales, lo marqué y jugarán en tercera división. Me puedo ir. ¡Me esta liberando!" dijo el moreno mientras abrazaba a Neal Ardley, el director técnico del club.

Para finalizar su peculiar discurso, el exftbolista del Millwall y Swansea City mandó un mensaje a los promotores y directivos que quieran negociar con él.

Getty Images

Foto:

"Ahora me pueden llamar. Manden un mensaje de Whatsapp. Todos ellos decían que era muy pesado para jugar al fútbol. Ahora que pueden decir", concluyó entre risas.

Clubes de diferentes partes del mundo le tomaron la palabra y buscaron a la "Bestia" que ha marcado 170 goles en 14 equipos diferentes, pero al final decidió permanecer en el fútbol inglés, aunque aún no tiene equipo confirmado.

"Fue un momento de miedo. Lo dije en chiste en televisión y me llamaron desde Australia, Qatar, Mexico, Turquía y Estados Unidos", relató el futbolista.