Ali Saqr no aguantó las burlas de su oponente y terminó dando un golpe en el rostro y pisándole la espalda. Luego del partido pidió perdón por televisión y lo fue a buscar al camarín para disculpar.