El técnico francés no quiso entrar en polémica tras la amenaza que reveló el periodista que escribió la biografía del portugués.