Las mejores luchadoras de la empresa estadounidense participaron en una sesión de fotos con temática de un carnaval negro.