Algunos de los luchadores de la empresa del entretenimiento deportivo prefieren dejar su identidad en secreto.