Los bávaros y los ingleses no pudieron ganar en sus encuentros de Champions League y terminaron con su racha de triunfos.